Comunicado de prensa 059/2011

Presentan en El Colegio Mexiquense, A. C. estudio de vocabulario castellano-matlatzinca del siglo XVI


comunciado59_2011

A través del seminario de Historia mexicana e historia del Estado de México, El Colegio Mexiquense, A. C., organizó la conferencia Vocabulario castellano-matlatzinca de Fray Andrés de Castro, 1557, dictada por Yolanda Lastra y Etna Pascacio.

Yolanda Lastra, investigadora emérita del Instituto de Investigaciones Antropológicas de la UNAM y coordinadora del Archivo de Lenguas Indígenas de México, mencionó que el misionero franciscano Fray Andrés de Castro elaboró un vocabulario castellano matlatzinca empleando la versión impresa del vocabulario en lengua castellana y mexicana de fray Alonso de Molina publicado en 1555.

Dijo que Castro agregó a mano las acepciones en matlatzinca luego de los significados en lengua mexicana, asimismo explicó el proceso para la obtención de este documento del que, dijo, estuvo resguardado durante mucho tiempo en la biblioteca del Museum of the American Indian en Nueva York y que actualmente se encuentra en la Universidad de Georgetown.comunciado59a_2011

La lingüísta Doris Bartholomew, en los años 60 paleografió y mecanografió el vocabulario de Castro, posteriormente este trabajo fue entregado a Roberto Escalante, quien realizó una copia para constituir un diccionario matlatzinca-español que incluyera la información anterior, además de agregar el trabajo que realizó con Marciano Hernández, hablante de matlatzinca.

El trabajo realizado por Escalante fue entregado a Yolanda Lastra y Luis Vargas, con la intención de publicarse, no obstante, el proceso de investigación continuó con el objeto de realizar un vocabulario que tuviera como base el de Castro y que además incluyera los materiales de Escalante y Hernández; en este proceso se encontró una versión inconclusa del vocabulario matlatzinca, que fue capturado y organizado por Etna Pascacio; más tarde fue localizada una versión más elaborada, y casi concluida, que contaba con la identificación gramatical de las entradas y la clasificación etnolingüística de plantas, hongos y animales; estas dos versiones, previa identificación y organización, fueron integradas al cuerpo del vocabulario de Castro.

Durante el proceso de organización y sistematización se decidió que las formas castellanas que aparecían como entradas en la obra de Molina, y por ello en la de Castro, cuya ortografía se había modificado o que estaban en franco desuso, o bien, que sus significados habían evolucionado o no eran del todo conocidos, se glosarían en español de acuerdo al diccionario de autoridades o a la XXII edición del Diccionario de la Real Academia Española, dando como resultado una obra doble: la paleografía y el análisis de Bartholomew al vocabulario colonial castellano matlatzinca elaborado por Castro, y la incorporación de los materiales lexicográficos de Escalante y Hernández del matlatzinca actual.

Este trabajo, donde además de Lastra y Pascacio, participa Leopoldo Valiñas considera los cambios fonológicos, semánticos u ortográficos que ha sufrido el español entre mediados del siglo XVI y principios del XXI.