Comunicado de prensa 028/2004

El Colegio Mexiquense, A. C., participará en la 11ª Semana nacional de ciencia y tecnología con una "Odisea tecnológica"

Zinacantepec, Estado de México, 20 de octubre de 2004.

Con una "Odisea tecnológica", que comprende la difusión de videos y un viaje virtual, El Colegio Mexiquense, A. C., pondrá en marcha su agenda de actividades para participar en la 11ª Semana nacional de ciencia y tecnología (SNCyT), a realizarse en todo el territorio nacional del 25 al 29 de octubre.

La institución ha organizado una serie de actividades distribuidas en dos sesiones diarias (de 12:00 a 13:00 y de 15:00 a 16:00 horas), a fin de atender a los estudiantes de primaria, secundaria y preparatoria que asistirán a sus instalaciones, en la ex hacienda Santa Cruz de los Patos, informó el director de la biblioteca "Fernando Rosenzweig", Evaristo Hernández Carmona.

El personal de la biblioteca dará visitas guiadas a los estudiantes, principalmente para explicar la importancia de los centros y las fuentes de información, así como para difundir los servicios de biblioteca, hemeroteca, bases de datos, colecciones especiales, procesos técnicos y consulta en línea que ofrece el centro de información en Ciencias Sociales más importante del Estado de México por sus más de 57 mil volúmenes de acervo.

Para cumplir los tres objetivos fundamentales de la SNCyT, relativos a la promoción de la ciencia y la tecnología entre la población, especialmente los niños y jóvenes, con miras a generar una atmósfera propicia para la invención, la interacción y el acercamiento al saber científico y tecnológico; comprender la necesidad de fortalecer el desarrollo científico-tecnológico de México para convertirlo en un país competitivo y a la vanguardia, y presentar a través de una difusión atractiva la relación que existe entre la ciencia, la tecnología y la vida cotidiana, El Colegio Mexiquense, A. C., proyectará videos cuyas temáticas están relacionadas con los robots, los viajes espaciales y los satélites artificiales, con lo cual se sumará a este importante esfuerzo nacional que llega a su año 11 de realización.

El origen de la Semana Nacional de Ciencia y Tecnología se remonta a 1994, como resultado de la Alianza Norteamericana para el Entendimiento Público de la Ciencia y la Tecnología, que fue posible gracias a la intervención la Fundación Nacional de Ciencia de Estados Unidos (NSF), el Ministerio de Industria de Canadá y el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) de México, y a la que se sumó en 1995 la Comisión Nacional de Investigación Científica y Tecnológica (Conicyt) de Chile.

Con la SNCyT se promueve la ciencia y se le proyecta como pilar fundamental del desarrollo económico, cultural y social de México. Comparten este propósito instituciones educativas, asociaciones científicas, secretarías de Estado, empresas, centros de investigación, museos de ciencia y gobiernos estatales, y el Conacyt se encarga de coordinar todas las actividades con el apoyo de las autoridades educativas de las entidades federativas.

Las actividades que se realizan año con año están relacionadas con el quehacer científico práctico; por ello, se busca vincular a los estudiantes con el trabajo de científicos, maestros, divulgadores y empresarios, mediante ciclos de conferencias, talleres, exposiciones, demostraciones, visitas guiadas, concursos y ferias científicas, entre otras actividades.

Hernández Carmona subrayó la importancia de la SNCyT, y dijo que ha llegado a su consolidación como un foro abierto a millones de niños y jóvenes mexicanos, quienes conocen así las múltiples posibilidades que ofrecen las diversas áreas de la ciencia en los campos de la actividad productiva, la investigación y la docencia.

El lema utilizado este año, "Para crecer hay que saber", es adecuado para promover el acercamiento entre científicos, divulgadores, investigadores, empresarios, tecnólogos y autoridades participantes, en un escenario de cordialidad y respeto a las nuevas generaciones.

Este acercamiento, concluyó, se apoyará en buena medida en la realización de conferencias, talleres, concursos, desfiles, maratones y rallies científicos, conciertos tecnológicos, exposiciones, así como tianguis de la ciencia organizados por las instituciones participantes, por lo que recomendó a la sociedad estar pendiente de las actividades a través de los medios de información.