Comunicado de prensa 023/2005

En los empresarios y los académicos está la oportunidad de sacar a flote el acuerdo con la Unión Europea: González Gálvez

*Concluyó la tercera promoción del diplomado "Las relaciones de México con la UE", organizado por El Colegio Mexiquense, A. C., y la UAEM

Toluca, Estado de México, 26 de julio de 2005.

El Acuerdo de Asociación Económica, Concertación Política y Cooperación de México con la Unión Europea, firmado en 1997, ha fracasado en la medida en que no ha dado los resultados esperados, y el trabajo en foros multilaterales que anunció en sus inicios, con bombo y platillo, el actual gobierno federal se contradice con el descuido en que se ha tenido a América Latina, el ámbito natural del país, y África, cuyas naciones, históricamente, han apoyado las iniciativas mexicanas en los foros multilaterales.

Es difícil que el vínculo de México con la UE pueda fortalecerse debido al momento que vive ésta por el rechazo de algunos países a la constitución europea y por la posible integración de otras naciones, en especial Turquía, pero la relación se puede impulsar en la medida que los empresarios y los académicos mexicanos entiendan la posibilidades que ofrece la Unión y que Estados Unidos no es todo el mundo exterior.

Así lo afirmó el embajador emérito Sergio González Gálvez, coordinador de Asuntos Internacionales del Gobierno del Estado de México y miembro de la Junta de gobierno de El Colegio Mexiquense, A. C., en la clausura de la tercera promoción del diplomado "Las relaciones de México con la Unión Europea", organizado por el Programa Interdisciplinario de Estudios sobre Europa y la Facultad de Economía de la Universidad Autónoma del Estado de México, y del cual egresaron 26 de los 27 alumnos inscritos.

El diplomático se apoyó en los 42 años que trabajó en la Cancillería mexicana para afirmar que el fracaso del acuerdo con la UE puede revertirse dándole al documento la más amplia difusión entre los sectores y actores que pueden aprovecharlo, e hizo un reconocimiento a la constitución europea que está siendo sometida a la aprobación de los países miembros de la Unión pese al rechazo de Francia y Holanda.
De la constitución destacó en particular la libertad que concede al movimiento de los trabajadores en los territorios de la UE y el concepto de democracia participativa que esgrime, el cual contrastó con el sistema democrático sin justicia social que vive México, así como su énfasis en la indivisibilidad de los derechos humanos y de las libertades fundamentales, que también contrasta con el problema recurrente que han tenido las naciones latinoamericanas por dar importancia a ciertos derechos humanos y no a otros.

En su oportunidad, el presidente de El Colegio Mexiquense, A. C., Carlos Quintana Roldán, hizo un recuento de los antecedentes históricos de la UE, resaltó la importancia de Europa en el mundo occidental y consideró que el diplomado "Las relaciones de México con la UE" -al que calificó como el mejor que se imparte en el país- es una muestra de que en México existe un interés genuino por los asuntos europeos.

El que México aprenda a mirar hacia otras latitudes se está convirtiendo en una imperiosa necesidad cuando lo que se busca es tener una nación perfectamente armonizada con el mundo real, que sepa medir el pulso de los tiempos, aprender de la historia y saber proyectarse hacia el futuro, advirtió.
A nombre de los egresados, Marisa Reyes Orta señaló que si bien la UE no es la panacea para el mundo, representa la esperanza del equilibrio entre libertad y justicia, pues en los 25 países que la integran actualmente están los ricos más pobres y los pobres más ricos. El modelo de la Unión puede enseñarle a México a superar el abismo de pobreza que padece, apostar por una educación integral, buscar un comercio internacional de cara amable y una vecindad de iguales, que no se puede dar cuando se ha anunciado la ampliación en 150 kilómetros de la barda fronteriza por parte de Estados Unidos, añadió.

El coordinador del Programa Interdisciplinario de Estudios sobre Europa de El Colegio Mexiquense, A. C., Eduardo Morales Pérez, destacó por su parte el alto nivel de eficiencia terminal del diplomado, con los 26 alumnos que lo concluyeron, y agradeció a la Facultad de Economía de la UAEM el esfuerzo conjunto que realizó y a la Secretaría de Relaciones Exteriores por el apoyo que brindó para que vinieran al programa destacados conferenciantes europeos que se unieron a sobresalientes mexicanos para sumar 29 expositores del más alto nivel.