Comunicado de prensa 033/2005

Demandan investigadores políticas de Estado en materia cultural para fortalecer la identidad ante la globalización

*Inició el Séptimo coloquio internacional sobre otopames

Zinacantepec, Estado de México, 14 de noviembre de 2005.

México vive un momento histórico que demanda políticas de Estado en materia de cultura que promuevan la democracia cultural y fortalezcan la soberanía identitaria frente a los ejes del poder globalizado, afirmó Ana María Salazar Peralta, investigadora del Instituto de Investigaciones Antropológicas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Durante la inauguración del Séptimo coloquio internacional sobre otopames, la doctora Salazar Peralta, en nombre del comité organizador del encuentro, aseguró que actividades como ésta son un compromiso académico fundamental cuya meta es el estudio e investigación de las culturas indígenas y su relación con la sociedad nacional y mundial.

Por su parte, el presidente de El Colegio Mexiquense, A. C., Carlos Quintana Roldán, destacó en el mismo acto la presencia histórica en el Estado de México de matlatzincas, mazahuas, otomíes y tlahuicas, que forman parte de la familia otopame con los pames y los chichimeca-jonaz.

Estos grupos son muestra de la diversidad cultural del México del siglo XXI y han demostrado su capacidad para transformarse de acuerdo a las nuevas circunstancias históricas, de ahí que el estudio de su devenir sea un elemento importante para la construcción de la identidad de los mexicanos, y punto clave para entender la complejidad del país y atender la difícil situación que padece gran parte de la población indígena, añadió.

El presidente de la institución anfitriona del coloquio subrayó que éste tiene como otra de sus finalidades rendir un homenaje al doctor Pedro Carrasco Pizana y la maestra Rosaura Hernández Rodríguez por sus respectivas trayectorias como investigadores, caracterizadas por la brillantez y la productividad de sus estudios, y a quienes estarán dedicadas dos de las ponencias magistrales programadas.

Precisamente, en la primera de dichas conferencias, el doctor Jacques Galinier, investigador de la Universidad de París X-Nanterre, expuso "El panoptikon mazahua-Visiones, substancias y relaciones", en que presentó el adelanto de una investigación en curso en Ixtlahuaca sobre la base de un modelo nocturno de los sueños y de su interpretación tradicional entre el pueblo mazahua.

A lo largo de su exposición, el investigador detalló aspectos poco conocidos de las visiones espectrales que tienen los mazahuas, y aunque reconoció que falta mucho trabajo etnográfico por llevar a cabo, se basó en los testimonios de primera mano de sus informantes sobre los significados que se dan a las imágenes de animales y vegetales en los sueños, e incluso sobre la antropomorfización de objetos materiales a los que se conceden atributos humanos.

La ponencia del doctor Galinier resultó sorpresiva para buena parte de los numerosos asistentes al coloquio por lo novedoso de las indagaciones del prestigiado investigador acerca de símbolos culturales mazahuas sobre la zona oscura de los sueños, que tienen mucha importancia en la vida cotidiana porque las interpretaciones respectivas llegan a guiar los actos de la gente. Explicó que puede tratarse de una posición cultural defensiva ante el peligro de la noche; y en la sesión de preguntas, el estudioso aceptó que esa visión espectral y global (que definió como "panoptikon") puede corresponderse con la posición de subordinación histórica que ha caracterizado al pueblo mazahua.

La primera mesa del coloquio estuvo dedicada a "Otopames del Estado de México: sociedad y religión", que fue moderada por Lourdes Báez y en la cual destacaron las participaciones de María Isabel Hernández González, investigadora del INAH, sobre "La Iglesia Interdenominacional y la cultura mazahua de San Antonio Bonixi", comunidad de Ixtlahuaca, y la de Efraín Cortés Ruiz, investigador de la misma institución, sobre "La jerarquización simbólica del territorio en el ritual de grupos evangélicos mazahuas".

El coloquio continuará a lo largo de la semana en las instalaciones de El Colegio Mexiquense, A. C., salvo el miércoles 16, cuando se traslade a la comunidad de San Juan Atzingo, municipio de Ocuilan, en donde se realizarán las mesas dedicadas a "Historia y cultura de San Juan Atzingo" y "Experiencias de rescate y de aprendizaje". En el coloquio serán presentadas casi 60 ponencias individuales y colectivas de investigadores de instituciones del país y el extranjero, convocados por 22 dependencias culturales e instituciones académicas.