Comunicado de prensa 036/2008

LAS CIUDADES-ESTADO CUMPLIERON UN PAPEL PREPONDERANTE EN LA VIDA COTIDIANA DEL IMPERIO AZTECA

Presentaron en El Colegio Mexiquense, A. C., el libro Aztec City-State Capitals.

Zinacantepec, Estado de México, 14 de julio de 2008.

comunicado2036-2008Las ciudades-estado del México antiguo tuvieron un papel preponderante en la vida social, económica y política, que en muchos casos pudo haberse equiparado a la metrópoli imperial de la gran Tenochtitlán, pues eran el sitio donde los diversos pueblos llevaban a cabo su vida cotidiana y resolvían toda clase de asuntos.

El doctor Michael E. Smith, de la Arizona State University, quien es profesor e investigador visitante de El Colegio Mexiquense, A. C. señaló lo anterior durante la presentación de su libro Aztec City-State Capitals, el cual, dijo, nació del interés por dar luz a muchas de las actuales zonas arqueológicas del centro de México que en su momento fueron importantes ciudades aztecas que compartieron cultura, organización social, costumbres y lengua.

Basado en la tesis de que la ciudad imperial de Tenochtitlan ha atraído el interés de arqueólogos e etnohistoriadores y que es necesario retomar el estudio de otras ciudades más pequeñas pero no menos importantes, el doctor Smith sostuvo que los habitantes del centro de México, en la época posclásica, compartieron una avanzada organización política que se refleja incluso en la forma en la que distribuyeron y edificaron las urbes que habitaron.

En los valle de México y Toluca, en Morelos, Hidalgo, Puebla y Tlaxcala existen diversas zonas arqueológicas donde es posible constatar las similitudes que compartieron, como el uso de estructuras circulares, escalinatas dobles, la disposición de altares y planeación de sus espacios urbanos. En suma, con estos elementos crearon un lenguaje arquitectónico capaz de transmitir tres niveles de comunicación: uno alto, otro medio y otro bajo.

El primero de estos niveles tiene un significado simbólico, pues representa la tradición y la religión que caracterizaron a los edificios religiosos, como fue el caso del templo mayor de Tenochtitlan, que se relaciona directamente con el mito del nacimiento de Huitzilopochtli.

El segundo nivel transmitía elementos de poder, riqueza e identidad, pues los edificios fueron diseñados para demostrar el poder de reyes y gobernantes de las ciudades-estado o altepeme, y en el nivel bajo el significado se enfocada a los espacios y edificios de uso común o público, en los que todas las personas podían realizar sus actividades diarias.

Muchas urbes aztecas guardan marcadas semejanzas arquitectónicas con la ciudad de Tula, pues la pirámide más grande suele encontrarse al este de una plaza y tiene escaleras orientadas al oeste, como en Tenochtitlán y Texcoco, aunque en el caso de la primera ciudad, los aztecas hicieron una innovación al colocar a sus templos más importantes en el centro de la plaza principal.

El libro del doctor Smith fue comentado por el doctor Thomas Charlton, de la University of Iowa, quien señaló que el estudio del profesor Smith se enfoca a las ciudades estado de la civilización tardía de los aztecas y de otros grupos del altiplano central de México, que temporalmente se ubican en el posclásico medio y tardío.

De este modo, Aztec City-State Capitals es un libro que examina 27 ciudades-estado aztecas, a partir de elementos arqueológicos y etnohistóricos, y que argumenta que la capital de cada altepetl debía su forma y funciones a fuerzas políticas, económicas o religiosas del imperio azteca.

Por su parte, el doctor Xavier Noguez Ramírez, investigador de El Colegio Mexiquense A. C., consideró que el volumen lejos de enfocarse a un público especializado, contiene los suficientes elementos técnicos para facilitar la comprensión del lector general. "El autor está muy consciente de la carencia de información crucial, que es un problema que siempre será una enorme desventaja pues son poquísimos los ejemplos que se han dado en Mesoamérica sobre la reconstrucción de una ciudad, que verdaderamente satisfagan los actuales requerimientos de información".

El especialista mencionó que para los investigadores versados en la materia, esta obra constituye un punto de referencia para la discusión de conceptos como: arqueología residencial, arqueología monumental, la pertenencia de asentamientos a un nivel urbano; la definición del concepto de capital céntrica, donde el énfasis se inclina en la gente y no en el territorio, así como las aportaciones del autor a la teoría del acercamiento funcional urbano, explicado en varios segmentos de Aztec City-State Capitals, editado por la University Press of Florida.