Comunicado de prensa 081/2012

La visión catastrófica del 2012 no es concepción de los mayas

Dictan en el CMQ conferencia sobre el fin del Baktún 13


comunicado081a_2012En el Aula Mayor de El Colegio Mexiquense, A. C. se presentó la conferencia Los problemas con el Baktún 13 impartida por el doctor Stanislaw Iwaniszewski, de la división de posgrado de la Escuela Nacional de Antropología e Historia, a propósito de los conceptos mayas que involucran al Baktún 13, ciclo maya que está por terminar.

El doctor Iwaniszewski consideró que la idea del fin del mundo que aparece en distintos libros no está justificada. Explicó la forma en que los mayas midieron el tiempo; dijo que cada grupo elige situaciones específicas que se consideran puntos de referencia en las cuentas calendáricas, muchas veces la elección de esta fecha se relaciona con algún punto de destrucción compartido colectivamente, agregó que, por otro lado, se tienen los eventos meteorológicos tal como las estaciones del año. Dijo que los mayas consideraban las lluvias, por lo que la cuenta calendárica de 365 días tiene la connotación de “tiempo de aguas”. Expuso la configuración del calendario solar de los mayas, que mencionó, es semejante al nuestro con la diferencia de que no había doce sino 18 meses de 20 días, más cinco adicionales.

comunicado081_2012Presentó los elementos numéricos que explican el fin del Baktún 13, así como a las inscripciones que se refieren al suceso. Luego de hablar de cada uno de los elementos que ponen a esta fecha sólo como el fin de un período de la cuenta calendárica y de mostrar las imágenes de las tablillas en las que se consigna esta fecha, el doctor Iwaniszewski señaló que los mayas no consideraron el fin del mundo sino que esta idea se debe a una visión catastrofista de la época actual.

Añadió que en los tiempos actuales se viven catástrofes que son motivo para buscar señales de que se avecina un período nefasto, pero no son los mayas quienes aportan esta idea. Dijo que este es un buen momento para informar al mundo de que los mayas no murieron en los siglos IX y X, sino que viven en la actualidad y tienen un arraigo cultural que les ha permitido salvar su identidad cultural y que, actualmente, abarca a cinco millones de personas, quienes poseen una conciencia de identidad maya, en el sentido de provenir de una cultura milenaria que dejó obras magníficas en arquitectura, pintura e ingeniería, así como logros en la cuenta calendárica y astronómica, la cual es su legado más importante.

Añadió que la cultura maya, a diferencia de la nuestra, no era capaz de producir un discurso totalmente catastrófico y pesimista, sino que vivieron los tiempos que les tocó vivir y desarrollaron un pensamiento de continuidad en sus ideas, logros culturales y costumbres, en contraste de nuestra visión que mantiene la idea de que todo termina y se debe empezar otra vez.