Comunicado de prensa 068/2012

Presentan en el CMQ conferencia sobre el desmantelamiento del programa de la energía nuclear en Alemania


comunicado68a_2012En la Casa Toluca de El Colegio Mexiquense, A. C. se llevó a cabo la conferencia El desmantelamiento del Programa de energía nuclear y la política del medio ambiente, dictada por el doctor Hubertus Von Römer, titular de la Sección de Intercambio Científico de la Embajada de la República Federal de Alemania en México.

En ella explicó que, pocos días después de la catástrofe de Fukushima, el gobierno federal alemán declaró un moratorio nuclear de tres meses y la intención de poner fin a la política alemana de continuar con las actividades de las centrales atómicas por varios años, las siete centrales más antiguas fueron desligadas inmediatamente, entre las naciones grandes europeas.

Mencionó que, desde hace muchos años en Alemania existe un movimiento político fuerte y creciente que resiste el uso continuo de centrales atómicas, incluso, dijo, el Partido Verde tuvo su fuente de origen en la resistencia al uso de energía atómica.

comunicado68b_2012Desde el inicio de este milenio, el gobierno federal alemán buscó caminos para salir del uso de la energía atómica, desde el 2009 contaba con el apoyo de algunos partidos gobernantes, en aquél entonces el Partido Socialdemócrata y sobre todo de los Verdes, mientras que el Partido Cristianodemócrata y los Liberales apoyaban el uso de la energía nuclear. Antes, en 2002 se modificó la ley atómica alemana definiendo una duración promedio de 32 años para cada central atómica, fue especificada una cantidad individual de electricidad para cada central nuclear, sin embargo, las empresas productoras tenían el derecho de cambiar estas cantidades entre las centrales individuales. Para el 2021 la última de las centrales atómicas debería ser desactivada.

En la conferencia, organizada por el profesor Eduardo Morales Pérez, investigador de El Colegio Mexiquense, A. C. se mencionó que el gobierno alemán actual, formado por los Partidos Cristianodemócratas y Liberales, modificó una vez más la ley atómica, se redujo el permiso de uso de las centrales por un promedio de doce años. La meta política era reducir la emisión de dióxido de carbono, se argumentó que la energía atómica se diera como concepto de puente energético hasta que una década más tarde hayan madurado nuevas tecnologías para producir electricidad y fueran aprobadas para su uso en gran escala que sustituyeran las centrales nucleares, esta codificación produjo conflicto por la modificación de la ley, los Verdes y los Socialdemócratas votaron en contra pero no tenían la mayoría en el parlamento.

Luego de lo sucedido en Japón, la política de la canciller Angela Merkel cambió bruscamente su orientación política ante este tema, aunque entró en conflicto con mucha gente en su propio partido, sin embargo, siendo un personaje político fuerte consiguió mantenerse políticamente; el 6 de junio de 2011, el gabinete decidió desligar las 17 centrales atómicas hasta 2022. Las siete desligadas anteriormente fueron cerradas definitivamente. El 30 de junio de 2011 el parlamento federal alemán decidió con una mayoría muy grande modificar una vez más la ley atómica y definir una lista de fechas de cuándo las centrales tenían que ser desligadas por completo, la última en 2022.

comunicado68c_2012Comentó que cerrar las centrales atómicas es muy importante porque exige definir cómo se sustituirá la energía producida por éstas, en el entendido de que no se quiere volver al siglo XIX, y de que la explotación de carbones, debido a la fuerte emisión de dióxido de carbono, resultaría en una contradicción a la política de cuidado del medio ambiente, por lo que queda excluida esa alternativa.

El uso de las energías renovables, como el sol y el viento, son opciones, sin embargo, su viabilidad disminuye debido a la irregularidad climática, sobre todo en los países europeos, lo que precisa cierta capacidad de reservas centrales tradicionales fósiles para satisfacer la demanda, implicando con ello, el aumento de los costos.

Actualmente se puede decir que el cambió energético es uno de los grandes temas del actual gobierno alemán, el otro, quizá considerado más importante, es el manejo de la crisis europea del euro y del alto endeudamiento de algunas naciones del sur de Europa.